NUESTRO ENCUENTRO CON ROCK AL PARQUE 2017, PARTE 1

Por: / julio 12, 2017

Finalmente llegó Rock Al Parque 2017: La cita anual para el festival gratuito más grande de Latinoamérica empezó el día sábado 1 de julio en las instalaciones del Parque Simón Bolívar, en la ciudad de Bogotá. Tres días de festival que reúnen 65 bandas en total de diferentes procedencias, manteniendo un buen balance entre invitados distritales, nacionales e internacionales.

Como es costumbre, el primer día del festival convoca los sonidos fuertes y estridentes del Metal, en sus diferentes vertientes. Los amantes de los sonidos pesados empezaron a llegar al parque desde temprano para disfrutar de las presentaciones programadas en cada uno de los tres escenarios: escenario Plaza, escenario Bio y Escenario Eco.

Un total de 20 bandas se presentaron el sábado; el equipo de Linterna Informativa llegó a tiempo para presenciar a la banda Fenix, uno de los actos que dio apertura al escenario Plaza (el más grande del festival). La banda originaria de Cartagena, que empezó su carrera musical en 2012,  empezó pisando fuerte son un sonido que encuentra un punto medio entre el Groove y el Thrash Metal. La presentación recordó mucho a los sonidos de bandas como Sepultura. Aunque el público hasta ahora estaba llegando al parque, los asistentes que disfrutaron de Fenix se mostraron enérgicos, los primeros círculos de Mosh se dejaron ver y las energías quedaron arriba para lo que quedaba de jornada. La presentación sufrió unos problemas de sonido que obligaron a la banda a retirarse por algunos minutos.

Era tiempo de desplazarnos a la tarima Bio, en donde la legendaria banda de Medellín Ekhymosis (que en sus principios tuvo al cantante Juanes en su formación) se presentaba para celebrar 30 años de carrera musical. La banda se reunió en 2012 después de una larga ausencia y para esta edición de Rock Al Parque le regaló al público un concierto que recorrió la historia musical de la banda, sobre todo reviviendo éxitos del pasado y promocionando su álbum Paz Con Cadenas de 2016 (el primero de estudio en 27 años). La presentación estuvo rodeada de momentos de nostalgia con sus éxitos noventeros como ‘Solo’ o ‘Niño Gigante’. Esto, conjugado con su nuevo sonido, nos llevó en un viaje de Hard Rock contundente con alguna pisca de la antigua onda thrash metal de sus inicios musicales. Una presentación que celebró la influencia de Ekhymosis en la escena rockera de Medellín y el resto del país.

La banda encargada de seguir a Ekhymosis fueron las Bogotanas de Poker, una banda con influencias del Thrash y Heavy Metal que llevan activas en la escena nacional desde el año 2009 y que su formación actual las hace un power trio contundente y con mucha actitud. La cantante y líder Laura Angulo demostró sus matices vocales, pasando de técnicas limpias a gritos propios de bandas como Slayer.

Lamb Of God

Tiempo de movernos al escenario Plaza para el gran cierre del primer día. Los estadounidenses de Lamb Of God, una de las bandas más esperadas, tenían una tercera cita con el público colombiano, en esta ocasión en frente del masivo público de Rock Al Parque. Una breve demora previa al inicio no fue excusa para que el público desplegara su emoción con la salida de los cinco de Virginia. La banda liderada por Randy Blythe abrió con la poderosa y rompe-cuellos ‘Laid To Rest’  y la euforia no se hizo esperar. Cabezas moviéndose, el público saltando…todas pruebas de que los riffs de Lamb Of God conquistaron de inmediato a Rock Al Parque.  La banda no dio tregua y el riff de ‘Ruin’ retumbó el parque seguido de la canción 512, de su más reciente álbum VII: Sturm And Drang, de 2015. Otra muestra de dicho álbum fue la canción Engage The Fear Machine, demostrando la vigencia y poder a la banda.

Posiblemente el pasaje más poderoso y enérgico de la presentación fue la seguidilla de canciones ‘Walk With Me In Hell’ y ‘Now You’ve Got Something To Die For’, ambos himnos indiscutibles de ese sonido agresivo que reinventó el metal de este siglo.

Con una banda como Lamb Of God, un show de 50 minutos siempre va a parecer corto, pero la banda supo entregar su poderío musical. A pesar de algunos problemas de sonido, el cierre con la canción ‘Redneck’ dejó las energías arriba y un cierre exitoso de la primera jornada para todos los amantes del metal.

 

Comentarios