Futuro

Por: / febrero 23, 2021

Qué lindo es poder ver un cambio generacional. Uno así; como el que nuestros padres nos contaron y que la tecnología lo rectificó. La constante metamorfosis del futbol me hizo pensar en qué pasaría cuando Lio y Cris dejaran colgados sus botines para ya no entrar más a un partido con club o selección. Es triste, lo sé. Pero forma parte del interminable ciclo de la vida que a todos nos caracteriza.

 

De entre todos los mocosos que hoy pueden tomarse como referentes; han aparecido un francés y un noruego, para llamar poderosamente nuestra atención con sus goles, asistencias, velocidad, jugadas de fantasía y sobre todo: con su grandísima técnica individual, que día a día van puliendo.

 

Primero hablaré de Kylian. Este chico, canterano del Mónaco, es quizá la envidia más clara que tenemos todos los que aún no cumplimos ni 25 años; pues sus récords a tan corta edad son para resaltar. Más allá de sobrepasar la barrera de los 100 goles sin haber cumplido -en ese entonces- los 21 años, es su título de copa del mundo lo que me hace ruido. ¿Cómo un chamaco ya fue campeón del mundo con la 10 en su espalda, anotando y siendo figura? Sinceramente Mbappé está para cualquier club y lo sabemos.

 

Haaland por su parte, es un diamante en bruto que encontraron los scouts del Bryne en su natal Noruega. Aunque después militara en el Molde, nadie se iba a quedar con las ganas de ficharlo después de su magistral actuación contra Honduras en el mundial sub-20, cuando él anotara nueve goles en un solo partido. Rápidamente el Salzburgo lo reclutó y en la Champions League lo vendió bien para que a la postre formara parte del BVB.

 

Después de ver a estos dos en acción la semana pasada -además de sus presentaciones en las campañas anteriores- tengo claro que hoy más que nunca: ellos tomarán el trono. Espero que las lesiones o escándalos no lleguen a su vida, para que puedan seguir en este asombroso nivel que hemos podido apreciar. Ambos. Pues de todo corazón deseo que no se conviertan en otros de esos que sólo quedaron como una simple promesa.

 

¿Quien de los dos ganará primero la Champions League? Supongo que Mbappé (que incluso ya perdió una final) por estar en el París Saint-Germain; pero la verdadera cuestión aquí es: quién de ellos ganará más veces este título. No podemos hacer a un lado la figura de Erling, ya que si se pone vivo, podrá estar vestido de blanco en pocos años. Y presiento que en más de una oportunidad, ambos podrán ser campeones del mejor torneo del mundo a nivel de clubes.

 

En cuanto al tema de su selección nacional -a menos que él y sus compañeros lo impidan- será difícil ver a Haaland en el mundial. Noruega no asiste a la copa del mundo desde el 94’ (no lo olvidamos) aunque parece ser que por fin están armando un equipo competitivo del que Erling quiere ser estandarte y líder. Porque del otro lado creemos que Mbappe jugará mínimo otros tres mundiales y quizá hasta se meta nuevamente a la final; a menos que el destino no lo quiera así.

 

Siento tristeza de que una grandísima era se esté acabando. Me atrevo a decir que la mejor de todas; porque como Messi o Cristiano no habrá otro igual. Nunca. Podrán llegar muchos a igualarlos e incluso tratar de superarlos; pero neta lo que hicieron estos astros en los años que conocemos: no tiene maldita comparación. A los dos los amo y respeto; pero sobre todo: los amaré y respetaré por siempre.

 

El futuro llegó y afortunadamente nos ha tocado verlo. Bendito sea quien nos mantiene aquí; porque el día de mañana le vamos a contar a todos los que vengan, que vivimos en la mejor época; en la de Messi y Cristiano. Y probablemente, afirmaremos después: que nos tocó vivir en la de Mbappé y Haaland, cuando estos, hayan reclamado su lugar.

Comentarios