El virus que paró al Calcio

Por: / marzo 4, 2020

Tenía 11 años cuando el virus de la influenza AH1N1 se manifestó en mi país. Recuerdo perfectamente que no pude ir a la escuela durante un mes, por el temor masivo de contagio a la enfermedad que antes; no tenía registro alguno. Como buen menor de edad, más que alarmarme, me alegré de no poder asistir a clases. Después resultó, que se fue y jamás volvimos a escuchar sobre él, ni sobre su terror colectivo.

Han pasado 10 años y ahora solo suena por cada rincón mediático una palabra: Coronavirus. Al principio, no les creí. Yo pensé que era otra cortina más de humo para tapar las fechorías de cualquier político en turno o que se trataba de un método distractor para que la sociedad siguiera controlada. Qué equivocado estaba…

Esta enfermedad, oriunda del Medio Oriente, ha llegado ya hasta nuestro continente. Preocupante e inimaginable fue saber que ya hay casos registrados de muerte por dicho virus a nivel mundial. Aunque seguí como si nada, comencé a cuestionarme si la realidad otra vez podría ponerme en mi lugar.

La cima por el campeonato en Italia se cerró. Juventus, Lazio e Inter andan amarrando el campeonato y le están dando un toque emocionante al final de temporada. Los sábados siempre acostumbro almorzar viendo la Serie A: primero, porque me enamoré de todos los clubes italianos desde que los conocí y segundo, porque en ese momento del día no tengo nada mejor que hacer.

Llegó un nuevo sábado y recordé que sería el clásico italiano. Mi sonrisa desapareció, cuando leí el comunicado oficial. No se jugarían ni ese, ni otros cinco duelos del Calcio. Hasta el momento en el que vi, que habría partidos suspendidos por prevención ante este virus; ahí y solamente ahí, tuve miedo.

Milan v Génova, Parma v SPAL, Sassuolo v Brescia y Udinese v Fiorentinafueron los otros cotejos pospuestos por el esparcimiento del Coronavirus en Italia. Aunque el Napoli v Torino no tuvo mayor inconveniente, los otros cinco partidos fueron pactados por temor certero.

Si bien es cierto que aún no se conoce cura para esto, también lo es que existen medidas de precaución higiénicas para no contraerlo. Lavándose las manos, tapándose al estornudar y cargar gel antibacterial, puede ser decisivo para estar bien o perecer.

Yo no sé qué le pueda pasar al mundo después de esto. Si el Inter queda campeón lo celebrarán como nunca sus hinchas; el tema aquí es: ¿por cuánto tiempo?

Comentarios