El campeón que no juega

Por: / junio 24, 2020

Pero no juega por una sola razón: Gattuso. Desde que el histórico ex-futbolista italiano llegó a suplir a Carlo Ancelotti como director técnico napolitano, Lozano ha tenido que comer banca partido tras partido. Y obvio, eso me molesta muchísimo.

 

La principal razón para estar ahí es la falta de interés de su coach. Y quiero entender que el argumento de Gennaro sobre lo pésimo que es Hirving para defender, le dé sustento a las decisiones que ha tomado de no meterlo para nada en los cotejos. Digo, hay que recordar las cualidades de Lozano y las del fútbol italiano: el futbolista ofende mucho y el calcio, en esencia, es sumamente lento y se requiere defender más la pelota de lo que se ataca.

 

Siendo honesto; no es culpa de nadie. Recordatorio: Lozano llegó como ídolo del PSV y ‘Carleto’ era quien estaba al frente del barco del Napoli. Entonces, con la transición que ya todos pudimos ver, el problema creció de a poco y no es grato tener que entender la situación. Más bien, no deberíamos de entenderla por nada del mundo.

 

Ahora bien, lo que importa: Hirving acaba de ser campeón de la Coppa Italia. Contra la Juventus de Cristiano Ronaldo y compañía, ni más ni menos. Siendo banca, como en los últimos 4 meses (antes del parón por la pandemia) pero siempre dispuesto a aportar el máximo posible cuando se le requiera. El SSC Napoli, en tanda de penales, pudo alzar otro título local importante para su historia. Y sí, mínimo nuestro compatriota salió en la foto.

 

En la semana se dio a conocer sobre la expulsión que se llevó “El Chucky” de un entrenamiento por su falta de profesionalismo. Su entrenador dijo que igual le pude servir para despejarse un poco; pero ¿quién podría tener algo positivo en la cabeza después de estar sentado durante tanto tiempo?

 

Lozano no es el tipo más importante que tenemos hoy, pero sí uno de los más. Y entendiendo su valor funcional como delantero, creo que le convendría moverse de liga; pero ojo: los contratos y las recesiones en Italia están sumamente complicadas para que el panorama sea mejor para Hirving. Espero y eso cambie.

 

Hirving, yo escribí de ti cuando estabas en Holanda y afirmé que podrías llegar a cualquier club importante. Sigues cosechando títulos y eso me llena de gusto por completo, te pido aguantes otro poco que aún no tocas la gloria eterna. Y estoy seguro de que con un minuto que te den tus maestros para saber que confían en ti, anotarás o harás lo que seas contra el rival. Eres especial mi hermano, lo sabes.

Comentarios