TRIste cierre

Por: / noviembre 25, 2018

No esperaba menos, la verdad. Después de ver la lista de convocados para los juegos contra Argentina, comencé a implorar para que la catástrofe no llegara ni muy rápido, ni muy feo. Pero llegó. El combinado nacional perdió ambos partidos en territorio sudamericano -los dos por el mismo marcador 2 a 0- y dejó cifras definitivas para el cierre del 2018. Solo un triunfo de seis partidos amistosos. 

Me hacen ruido dos cosas: la primera parece ya tener solución, pero antes de las declaraciones oficiales, me daba pavor el simple hecho de no tener un director técnico sólido para manejar a los jugadores. Porque si bien es cierto que Ricardo Ferretti ya es el señor con más encuentros dirigidos de Liga MX, también lo es, que carece de madera para ser D.T de un país completo. La segunda cosa que no dejaba de provocarme jaqueca en mi cabeza; eran los nombres de elementos que no tenían algoritmos de duelos pasados. ¿Julio César Domínguez? ¿Neta Tuca? Mejor miéntanos la madre a todos en la cara.  A mí no me puedes llegar a decir que quieres probarlo, por si acaso, para los próximos encuentros. Ya se le pasó el tiempo, él jamás tendrá chances de ir a un torneo importante como seleccionado. 

A la par digo: el problema aquí también lo hacen nuestros europeos que cuando quieren vienen y cuando no, no. Sus razones tendrán. Pero, no podemos esperar a que Miguel Layún juegue un partido bueno, si lleva cinco seguidos malos. Neta no deberíamos depender de que tipos como él, sean partícipes de la problemática. Lamentablemente estará en todas las listas de los partidos que México haga en las eliminatorias y amistoso. 

De las cosas más rescatables en los encuentros de Mendoza y Córdoba, a mi entender, fueron: Jesús Gallardo y Guillermo Ochoa. Dos futbolistas que estuvieron en el mundial pasado y que forzosamente deben estar en el próximo. Juventud y experiencia entre ambos. Me quedaría solo con ellos, los demás no terminaron de aprobar mi juicio dentro de la cancha. Y eso, que Marco Fabián y Alan Pulido tuvieron minutos importantes. 

Mauro Icardi y Paulo Dybala pudieron estrenarse como goleadores albicelestes, enfrentando a México. Guillermo Ochoa dijo unas palabras -que ojalá fuesen mentira- en la entrevista que le hicieron acabando el primer duelo: “Nosotros no somos como Brasil o Argentina que tienen futbolistas para armar hasta dos selecciones”. Cuanta razón Memo y lo peor es que lo sabemos. Como en aquella novela del Piojo Herrera en el 2015. De todo corazón, espero que esto mejore y que el camino sea apropiado. Comenzaron los tiempos de cambio. 

Para terminar, quiero decirte algo a ti, Gerardo Martino: no te pedimos mucho, somos un país ilusionado de por vida, por ver una hazaña histórica de una maldita vez. Lo más probable, es que no hayas leído nada de mis trabajos; pero escribí en su momento, que la palabra clave de este proceso, es compromiso. Sé que tienes experiencia absoluta y que no harás mal las cosas, pero por favor, pule a estos niños para que nos den la gloria. Haz lo que tengas que hacer, queremos estar gritando en otro mundial y sobre todo, alzar algo más grande que una Copa Oro.

Comentarios