Rock y melancolía en El Plaza con Johnny Marr

Por: / octubre 3, 2018

“Sin música, la vida sería un error” Friedrich Nietzsche

Toda sociedad necesita de catarsis, a lo largo de la historia de la humanidad la música ha servido para purificar, desembocar nuestras crisis y transformarlas en un sentimiento de bienestar, comprender situaciones que a simple vista nos cuesta desbloquear.

En la década de 1980, nació el grupo llamado The Smiths, con un joven llamado Steven Morrissey quien fungía como vocalista, y otro de nombre Johnny Marr, quien fue el fundador y cerebro del grupo; el éxito de la banda cimentó gracias a sus melodías bailables y letras afligibles que continúan vigentes, sin embargo, su fugaz pasó (5 años en la escena) nos dejó cuatro extraordinarios discos de estudio, y millones de fans alrededor del mundo, entre ellos, México.

Anoche, una fecha especial en la historia de nuestro país, pues se conmemoró medio siglo de la masacre estudiantil en Tlatelolco, Johnny Marr, ofreció un emotivo show en El Plaza Condesa donde dio recorrido a la música que ha creado a través de más de casi cuatro décadas como guitarrista, cantante y productor.

La cita marcaba las 21:00 hrs. y diez minutos después de lo establecido, aparecieron en el escenario cinco músicos encabezados por el británico Johnny para entonar “The Tracers”, del reciente álbum “Call the comet” el cual motivó la gira de Marr que lo trajo por primera vez a México.

Foto: Daniel Cardeña Galván

Recuerdos, nostalgia y melancolía aparecieron en la mente de los asistentes cuando sonaron los primeros acordes de “Bigmouth Strikes Again”, pieza de The Smiths.

“Hi Hello”, primer sencillo del reciente álbum y “The Headmaster Ritual”, otra obra de The Smiths encendieron a un público que desde un principio no dejaron de acompañar la voz de Marr.

A mitad del concierto la carga emotiva incrementó cuando sonaron “Getting Away With It” y “Last Night I Dreamt That Somebody Loved Me”, de Electronic y Smiths respectivamente.

Frente a mí, se encontraba una familia conformada por la mamá, la hija de no más de 16 años y el hermanito de aproximadamente 9; los tres disfrutando del show cuando comenzaron a vibrar los acordes poderosos de “How Soon Is Now”, canción de The Smiths lanzada en 1985: tres generaciones diferentes, una canción.

Johnny y compañía dieron un descanso para regresar a la parte final del show con “Rise” y agradecer al público por acompañarlo en la velada.

Hay canciones que cimbran profundo las entrañas; en 1986 Marr y Morrissey lanzan al mundo “The Queen is Dead” álbum magnífico, el cual contenía una canción llamada “There Is A Light That Never Goes Out”, muchos especialistas la consideraron un himno. Una pieza que habla de amor y tragedia; la muerte es un actor importante en la letra.

Dicha himno no podía falta en el setlist de anoche y fue, quizás, la más coreada de la noche; un goce que continuó con la canción final “You Just Haven’t Ernied it, Baby” y así culminó la noche del 2 de octubre, fecha que seguirá doliendo a los mexicanos, pero que por un lapso de casi dos horas gozamos con la música de Johnny Marr.

¡Regresa pronto a México, Johnny Fucking Marr!

Foto: Daniel Cardeña Galván

Comentarios