REAL MADRID: MAGNÁNIMO

Por: / diciembre 19, 2017

Agoniza el 2017. Éste año estuvo lleno de grandes partidos y finales de alarido puro. Sin duda, en más de una estuvo inmerso el Real Madrid.

El pasado sábado culminaron con una cosecha fabulosa de títulos. Jugaron contra Gremio por el Mundial de Clubes de la FIFA, en Emiratos Árabes Unidos. Resumen final: siempre aparece Cristiano Ronaldo en los momentos importantes. Uno a cero, con eso bastó para que los pupilos de Zidane obtuvieran el bicampeonato del certamen.

La final no fue para nada llamativa, un tiro libre directo hizo la diferencia. Aprovecho para felicitar a César Arturo Ramos Palazuelos, silbante mexicano, que pitó de manera decente la final. México ha exportado a torneos internacionales; árbitros capacitados para corregir los errores del pasado, en los últimos años.

¿Cosecha? Éste año los merengues ganaron: Liga, UEFA Champions League, Súper Copa de Europa, Súper Copa de España y el MDC. Un gran año para todos los que forman parte del club. Sin duda; la alegría fue protagonista total y la sed de victoria los llevó a conseguir todo lo antes mencionado. Si bien es cierto que no obtuvieron el sextete, también lo es que jugaron hasta el último minuto por conseguirlo.

Cristiano Ronaldo, por si quería ser más histórico se atrevió a descontar en dos oportunidades y así, se convirtió en el máximo anotador en la historia del “Mundialito”; con siete tantos (empató a Pelé, pero hay que recordar que El Rey jugó la extinta Copa Interamericana: el equivalente al MDC). Cris ganó, además, el balón de plata del torneo y se colgó su cuarto Mundial de Clubes. Lo ganó una vez con el Manchester United y las últimas tres veces que lo disputó vistiendo la camiseta de su actual club. Es brutal; brutal lo que acumula CR7, y seguirá haciéndolo. Quizá mantiene una racha negativa en la Liga, pero en otras competencias: es amo y señor de los récords individuales. Su quinto balón de oro fue la gran recompensa de su labor futbolística en los últimos doce meses.

Por fin, se le reconoció individualmente a Luka Modrić. Ganó el balón de oro del torneo y con ello, dejó claro que es uno de los mejores mediocampistas del orbe mundial (por detrás de Toni Kroos, para mi gusto). El conjuto merengue no serviría sin estos dos. Luka y Toni son la columna vertebral, son los engranes que hacen que esto funcione. Le dan calma, velocidad, precisión, continuidad, le dan espectáculo total al juego merengue. Desde Xavi-Iniesta no había visto una dupla tan perfecta para un club.

Es difícil no admitir lo enorme que es el Real Madrid, lo digo como amante del fútbol. Es un equipo histórico y últimamente se propuso a recordárnoslo. Su hegemonía viene desde los últimos dos años, en dónde han sido: los reyes de Europa. Pienso que su inercia ganadora podrá seguir en el próximo año y quizá un poco más.

Agoniza el 2017 y sin temor a equivocarme: fue el año del Real Madrid. Ellos dominan el fútbol, ellos son los verdaderos titanes, ellos son el mejor equipo del mundo. En el último siglo, en los últimos años, en los últimos días, ellos; nos lo han demostrado.

Comentarios