Nueva meta: Madrid

Por: / septiembre 2, 2018

No hay un solo torneo, a nivel de clubes, más emocionante que la Champions League. Eso lo apuesto seguro. El recuerdo de un tricampeonato merengue consolidado en Kiev, da pie a un nuevo comienzo para los demás equipos participantes. Y es que, desgraciadamente, el Real Madrid se ve vulnerable por primera vez en los últimos tres años. Los grupos: arden brutal. 

Grupo A: El campeón de la Europa League, con la presión psicológica de tener que llegar a su estadio, para el mes de mayo próximo. Las abejas alemanas, comandadas por Marco Reus, son favoritos en éste sector. El debilitado equipo francés que aún cuenta con El Tigre más feroz de toda Europa. Y por último, un mítico y siempre accesible cuadro belga, que definirá quién es primero y segundo acá. 

Grupo B: El siempre competitivo Barcelona, que reclama la sexta corona europea en su palmarés. Hirving Lozano y su Eindhoven que parecen ser los más débiles de esta cuarteta. Un equipo sólido, al que nada más no se le ha dado ni Premier ni nada: los Spurs. Y por último -después de seis años de ausencia- Gli Neroazurro, que con Lautaro Martínez; quieren devolverle la gloria a su afición. Infierno. 

Grupo C: El tridente más temido y caro, con la obligación de avanzar primero. El equipo que dejó ir a Maurizio Sarri, pero que contrató a Carlo Ancelotti, para continuar con la discreción y/o decepción local. El último que compitió por la orejona, con Mohamed Salah y compañía para tratar de emular o superar la misma hazaña. Y, un pequeño gigante de Serbia, aseguró seis partidos de UCL, para su gente. 

Grupo D: El campeón ruso del que nadie habla y poco se teme. El dragón de Portugal, con H.H Herrera y nuestro Tecatico Corona, va por el liderato. El Schalke 04 que ya olvidó aquella dolorosa y agridulce eliminación enfrentando al Real Madrid hace unos años. Y Turquía presente; con su máximo club, con el único que puede soñar, con volver a la élite del continente europeo. 

Grupos E: El titán de Alemania que todos temen enfrentar, aquí o en la próxima fase. Las águilas del Da Luz, con Nicolás Castillo que llegó solamente para jugar este torneo maravilloso. El regreso de un viejo conocido: Ajax de Ámsterdam. Y el campeón griego, que por vez primera, no fue ni el Olympiacos, ni el Panaitinaikos. 

Grupo F: Los citizens de Pep Guardiola, van con todo por la final. El único club ucraniano que ya nos tiene acostumbrado a verlo competir la fabulosa copa de Europa. El león francés; discreto, serio y explosivo por momentos. La sorpresa de la Bundesliga: el Hoffenheim regresa. 

Grupo E: El tricampeón merengue, con la posibilidad de avanzar, pero no más allá de semifinales. La loba italiana que, necesariamente, debe volver a brillar. El CSKA de la capital rusa, al que no le han permitido nada, en las últimas ediciones. Y el Viktoria Plzeň, que se metió, solo para regalar puntos. 

Grupo F: La campeona de la Serie A, con un Cristiano Ronaldo que la pone a soñar en grande, con ser quien levante la orejona. El diablo rojo más temido de Inglaterra, que forzosamente, debe resurgir de las cenizas. Los murciélagos de Valencia, de los cuales se habla poco y se espera mucho. Y, para cerrar, otra sorpresa en los play-offs: el Young Boys de Suiza. 

Sin duda alguna todos los grupos tendrán un líder nato, un segundero digno, algún tercero competitivo que logre acceder y un derrotado por sus rivales. Ya se antoja que comience esto. Déjame contarte esta fabulosa historia, querido amigo. Semana a semana. Mes con mes. Porque en el Wanda Metropolitano, veremos un nuevo campeón europeo. 

Comentarios