Motionless In white: La Sangre actual del metal

Por: / Junio 10, 2017

Por Daniel Andrés Martínez Torres

Motionless In white es una banda que ha logrado establecerse en la escena del metalcore bajo su propia ley. Con influencias visuales y musicales que van desde la estética de Misfits hasta el sonido de Rammstein. Su disco Creatures de 2010 logró un gran éxito y consolidó su sonido.

Aun así, la evolución musical y creativa de la banda ha pasado por tantos matices que hoy en día es difícil saber a qué suena Motionless In White. El 5 de Mayo nos presentaron su más reciente disco, titulado Graveyard Shift. Ya habíamos conocido en 2016 un adelanto de esta placa con su sencillo “507”, una canción agresiva y con una creación de Riffs muy interesante.
Lo que nos presentan con esta producción es sorpresivamente diferente a ese primer adelanto. El disco empieza con Rats. Un latente parecido con la identidad sonora de Marilyn Manson (y que es constante a lo largo de todo el disco). Chriss Motionless en la voz, posiblemente alcanzando su nivel más experimental como vocalista.

El disco avanza con una constante de sonidos electrónicos de tinte industrial. “Not My Type; dead as fuck 2 suena tanto a Rammstein que desnaturaliza la continuidad sonora del álbum. Es como una montaña rusa que va de género en género y que es totalmente impredecible.

El disco vuelve a tomar una fuerza inesperada con la poderosa Soft. Un recuerdo de la capacidad que tiene la banda de crear canciones de Metal de primera calidad. Y del caótico metal industrial pasamos a canciones  como Untouchable, con un estilo sonoro tan Pop que parece que de repente estamos escuchando otra banda.

Una única canción contiene un solo de guitarra (The Ladder) y el disco cierra con Eternally  Yours; una canción sólida que parece tener más cabida en su anterior álbum Reincarnate, de 2014. Motionles In White viaja por varias identidades musicales en Graveyarf Shift. Más allá de sus puntos sólidos y su capacidad para experimentar, es más un disco híbrido y ambicioso que un capítulo sólido en su discografía.

Comentarios