Llegaste, Apertura 2019

Por: / julio 24, 2019

Fíjate que no te extrañé tanto, querido fútbol mexicano. A diferencia de otros ciclos, la verdad es que hoy no estuve contando los días para que llegaras, tanto así, que el viernes pasado no fui partícipe de los primeros dos partidos del nuevo torneo. Sin embargo, mi análisis siempre estará presente.

Puebla 1-3 Xolos. El Estadio Cuauhtémoc fue el encargado de abrir las puertas primero que todos en el AP2019. La franja parecía portentosa al empezar ganando, pero el proyecto de Tijuana volvió a resurgir y los perros más famosos del fútbol, mordieron tres veces en patio ajeno.

Atlas 1-0 Juárez. Mi argumento de “la misma mierda de cada torneo” aún no tiene justificación con los rojinegros, pero vamos: les tocaban los Bravos. Juárez ha comenzado su historia en la primera división de nuestro fútbol, historia que no trascenderá mucho, me atrevo a decir.

Atlético San Luis 0-2 Pumas. Obviamente sonreí el sábado. Papá ganó de visita pese al ataque potosino, el calor y el penal no marcador a favor. San Luis volvió a ver acción de primera después de seis años. La gente disfrutó el espectáculo o al menos eso pasó, hasta que llegó Carlos González.

Pachuca 1-3 León. El duelo de hermanitos fue para el mayor. El subcampeón se metió a la casa de su carnal para golpearlo tres veces. Cierto es que sigue la inercia leonesa, esa que los llevó a tener 12 encuentros victoriosos, el semestre anterior.

América 4-2 Rayados. El mejor partido de la jornada por mucho. No por el simple cartel, ni plantillas, ni por nombres, sino por el show como tal. Después del gol de Funes Mori le dije a mi primo: “¿De qué sirve? Ahorita el Ame mete tres más”. Me equivoqué, fueron cuatro.

Necaxa 0-0 Cruz Azul. No es lo más brillante que hayamos visto, pero sino fuese por los penales errados, realmente el cotejo hubiera sido para dormirse por completo. La máquina aún no camina.

Tigres 4-2 Monarcas. El campeón no tuvo piedad de la monarquía y en el volcán, dio cuatro zarpazos para defender su corona. Sigue en plan grande, sigue persiguiendo la historia…

Toluca 0-2 Querétaro. Gallos Blancos, madre mía. Bueno no: los diablos rojos… Por fin alguien le quitó el invicto al Deportivo y en su infierno. Ricardo Lavolpe sigue cayendo de a poco y Víctor Manuel Vucetich sigue haciendo las cosas pulcras, esté en dónde esté.

Santos 3-0 Chivas. Pobres chivahermanos, sufriendo en grande cada nueva fecha. Ahora fueron los guerreros quienes golearon al rebaño sagrado. No veo por dónde puedan alzarse esos mexicanos que son comandados por Tomás Boy. Y al Tibu, le tocó descansar. 

Después del fabuloso verano de copas, ha llegado ya nuestro principal sueño. Segundo semestre del año y ya queremos ver la final. Diciembre tiene que ser hermoso y apostaría a que hay nuevo campeón. No precisamente uno de los “acostumbrados”, sinceramente creo que el Apertura 2019: será el torneo de la resurrección de un gigante.

Comentarios