LA DOCEAVA CONQUISTA

Por: / Junio 7, 2017

Mucho se ha hablado ya sobre Alfredo Di Stéfano, Paco Gento, Juanito Alonso, Kopa, Héctor Rial, Ferenc Puskás; clase de jugadores que cimentaron un camino dorado para conquistar Europa con un futbol que se veía en blanco y negro, pero que con sus dribles, pases, goles y triunfos destellaban cualquier cantidad de colores, imposible no rendirse ante el Real Madrid Club de Fútbol.

Durante un lustro la Copa de Europa no conoció otro nombre más que el del Real Madrid, pues el conjunto blanco con la brillantez y elegancia que desplegaban al momento de pisar el césped monopolizó el campeonato, consiguiéndole durante: 1955/56 París (4-3 ante el Reims), 1956/57 Madrid (2-0 ante la Fiorentina), 1957/58 Bruselas (3-2 ante el Milán), 1958/59 Stuttgart (2-0 ante el Reims), 1959/60 Glasgow (7-3 ante el Frankfurt). Su nombre ya no sólo se coreaba en España, sino en cada rincón del viejo continente.

Imagen relacionada

FOTO: Alfredo Di Stéfano y la cinco Copas de Europa Vía: www.defensacentral.com

Para conseguir su sexto título en esta competición, el cuadro blanco debió esperar seis años de sequía. Fue en la temporada 1965-66 Bruselas (2-1 ante el Partizan) cuando de nuevo se erigían como el máximo ganador europeo. El conjunto madridista seguía cosechando títulos que a pasos agigantados formarían su historia y le mitificarían en la constelación de los campeones.

Resultado de imagen para real madrid copa de europa 1966

FOTO: Final Copa de Europa 1965-66 Vía: Futbolprimera.es

Es importante mencionar que desde 1955-56 hasta 1992-93 se disputó como tal la Copa de Europa, la cual sería sustituida por la actual UEFA Champions League. El cambio más significativo en esta transición fue el modificar las fases eliminatorias por una fase de grupos. La fase de grupos dio lugar a un crecimiento del torneo, que de ocho equipos participantes pasó a tener 32. Al inicio, el torneo impulsado por L’Equipe –Copa de Europa– no especificaba que los conjuntos participantes tuvieran que ser campeones de su país, e invitaron a conjuntos que dispusieran de un gran número de aficionados, hoy día el tipo de clasificación también ha sido modificado.

Fue en la temporada 1997-98 Ámsterdam (1-0 ante la Juventus) que en una ironía de la vida retornarían a los anales europeos y, por vez primera escribirían su nombre en ellos, pues transcurrido 32 años desde la última Copa de Europa conseguida, ahora levantaban su primer Champions League.

El futbol ya se vislumbraba con colores que se percibían en cada rincón del campo y del estadio, curiosamente esta nueva generación trataba de emular las proezas de quienes les antecedieron: Bodo Illgner, Fernando Hierro, Roberto Carlos, Fernando Redondo, Clarence Seedord, Raúl y Predrag Mijatović apuntalaron el camino para reivindicar al cuadro blanco a donde pertenece.

El Real Madrid fue condecorado por la Fédération Internationale de Football Association (FIFA), como *El club del siglo XX´, lo cual le acredita como el mejor equipo de dicha época, una mezcolanza entre un futbol desplegado a lo largo de los años, así como sus victorias y hazañas que se volvieron tangibles con infinidad de trofeos conseguidos. Tal honor lo recibieron en el nuevo milenio, justamente fue en la temporada 1999-00 París (3-0 ante el Valencia) que también conseguirían una estrella más para su causa.

Un importante cambio generacional además se estaba gestando al mismo tiempo en la casa blanca: Iker Casillas, Michel Salgado, Roberto Carlos, Iván Helguera, Fernando Redondo, Steve McManaman, Raúl y Anelka fueron los principales artífices dentro de ese campeonato.

Dos temporadas después, de nueva cuenta, el Madrid lograba llegar a instancias finales. La temporada 2001-02 Glasgow (2-1 ante el Bayer Leverkusen), marcó el inicio de “Los galácticos” en la escuadra española. Si bien a lo largo de la historia se le ha caracterizado por siempre buscar a los jugadores más importantes tanto a nivel futbolístico como en marketing, durante eso años el proyecto fue aún más ambicioso: a Iker Casillas, Michel Salgado, Fernando Hierro, Roberto Carlos, Raúl y Fernando Morientes se le sumaron nombres y figuras como Claude Makélélé, Luis Figo y Zinedine Zidane.

Tras la pintura conseguida en su última final disputada en Escocia, el conjunto madrileño tuvo que esperar 12 años para reconquistar Europa. La temporada 2013-14 Lisboa 4-1 (ante el Atlético de Madrid) fue la fecha que entre caprichos del destino y la redonda fue designada para que, el color blanco pintase de nueva cuenta la historia del futbol.

Pasado que se aferra al presente a pesar del tiempo para hacer valer las viejas glorias y presentar ante las futuras y nuevas generaciones la tradición ganadora. Un futbol que es ya industria mostraba a jugadores ya conocidos para todos, pero nuevos para la grandeza que representa el Real Madrid. Poco y nada quedaba de aquéllos que habían dado su vida por el club, y que, hacían equipo con otros nombres para formar un nuevo equipo de época: Iker Casillas, Marcelo, Sergio Ramos, Luka Modrić, Di María, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo personificaron otro capítulo más.

Después de los años estériles de títulos europeos, era más que evidente que el Madrid había despertado ya del letargo. Costumbre era ya –como en el inicio de todo—encontrar a los merengues provocando el alarido y éxtasis de sus más fieles aficionados y la crítica de los más férreos detractores. Es así que para el gusto y la desdicha de unos y otros, llegó la temporada 2015-16 Milán (1-1, 5-3 en penales ante el Atlético de Madrid). Jugadores ya memorizados entre sí que se conjugaron con nuevas promesas alzaron por onceava ocasión la Champions League: Keylor Navas, Dani Carvajal, Marcelo, Sergio Ramos, Isco, Toni Kroos, Luka Modrić, James Rodríguez, Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo no se cansaban de ganar.

Goles que entintan nuevas páginas

El Real Madrid llegó a la última edición de la UEFA Champions League para medirse ante el cuadro italiano de la Juventus. En el papel, ésta parecía ser la final más difícil de las últimas dos que había disputado (2013-14 y 2015-16, ambas ante el Atlético de Madrid). En esta ocasión el futbol desplegado por ambas escuadras se evidenciaba fielmente en los números que les acompañaban hasta la tan ansiada y anhelada final.

Resultado de imagen para real madrid vs juventus

La Juve llegaba con tan sólo tres goles recibidos en 11 partidos, los cuales fueron anotados en fase de grupos. Por otro lado, el equipo merengue recibió 18 tantos, una obviedad en cuanto al buen funcionamiento de la defensiva de uno y otro; aunque es importante hacer notar que a pesar de la poca efectividad de la parte baja, el Madrid había conseguido 32 goles a favor. Pero vaya, en una final –especialmente—los número terminan por importar absolutamente nada.

Para la disputa de la consagración de uno sólo se eligió Cardiff, Gales. Mejor escenario no pudo haber albergado dicho encuentro, pues el mítico lugar medieval fue escenografía cotidiana de verdaderas batallas donde el Rey Arturo proclamó victorias incesantes, además, Cardiff queda también enmarcado por castillos majestuosos que crecen desde la tierra hasta tocar el cielo. Lugar de época en donde dos bandos buscaban eso precisamente, hacer época y erigirse como los conquistadores de cada rincón de Europa.

Resultado de imagen para estadio de cardiff real madrid juventu

FOTO: Estadio de Cardiff Vía: El Universal

El partido terminó por mostrar dos caras, como si de una moneda se tratase. 45 minutos que pertenecieron a un color, mientras que la segunda parte se entintó de otro. Contraste de emociones que, como siempre, nos entrega un vencedor y perdedor.

El italiano Massimiliano Allegri se paró con: Buffon; Alves, Chiellini, Bonucci, Barzagli, Alex Sandro, Pjanić, Khedira, Mandžukić, Dybala e Higuain. Por su parte; Zinedine Zidane colocó a: Keylor; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modrić, Isco; Cristiano y Benzema.

La Juventus comenzó con fuerza, jugadas de máximo dos toques, sin reventar el balón al salir desde la portería y tenencia de la redonda. Sorprendía la ferocidad y seguridad con que disputaban cada balón, así como el paseo tan cómodo que le daban a la misma. Por su parte, los merengues se hallaban con inconsistencia en su medio campo –punto medular de cualquier equipo–, por lo que se mostraron exhibidos al no poder reaccionar cuando tenían la de gajos en su poder, pues en poco tiempo le perdían.

Quién más sino Keylor Navas sacaba la cara por su equipo; primero un tiro de media distancia por parte de Gonzalo Higuain al que el cancerbero metía valiente las manos para sujetar el balón, después Miralem Pjanić soltó un tiro certero con su providencial diestra prácticamente fuera del área grande, pero aún mejor fue la capacidad de reacción del arquero tico, pues a pesar de que sus propios defensas le resultaban obstáculo visual, tuvo la enorme capacidad para recostar hacía su derecha y evitar la profanación de su marco.

El control del partido por parte del conjunto italiano era avasallador, hasta que llegó el 19´. El Madrid recuperó el balón después de que uno de los ataques de su contrincante por la bandas no prosperó, Kroos recuperó y soltó rápido el balón para Benzema, quien condujo la esférica por prácticamente 30 metros desde la media cancha hasta la del terreno Juventino, descargó el balón para Cristiano quien le recibió al borde derecho del área grande de Buffon, a su vez tocó para Carvajal quien desbordó para luego encontrar la pierna derecha de Ronaldo. Y ahí, en ese contragolpe letal es que marcaron el gol, y vaya fortuna del conjunto italiano que el tiro del portugués encontraría un ligero pero letal desvío en el pie derecho de su defensor Leonardo Bonucci.

Sin embargo, y a pesar del duro golpe, la escuadra bianco neri (blanco y negro) siguió con líneas adelantadas e hilvanando jugadas. De pronto, Bonucci da un pase desde dos cuartos de cancha hasta el otro extremo para que Alex Sandro metiera de volea un pase al área del Madrid, Higuain le recibe con el pecho y sin dejar caer el balón toca sutilmente para Mario Mandžukić; quien a su vez recibe también con el pecho y en un instante de genialidad es que su cuerpo lo acomoda de espalda al arco y de la chistera saca una chilena. Vaya pintura de gol, la única forma –al parecer—de poder batir a Keylor Navas, al 26´el partido estaba a de nuevo empatado.

Inicio la segunda mitad, todo indicaba que habría un encuentro aún más disputado que en los primeros 45 minutos, más no fue así. Cada parte del campo y, por supuesto, el balón fue por completo del Real Madrid.

El conjunto merengue comenzó a hacer desbordes que fueron inexistentes en la primer etapa, también centro tras centro, así como el intento de tiros de media distancia. Es precisamente en un encare que hace Benzema al borde del área para tocar hacia Kroos que éste tira, pero el cruce de Alex Sandro evitó que el disparo fuera de cara a gol, cosas caprichosas y la redonda, pues el desvío salió directo a los pies de Casemiro, quien no dudó en soltar su pie derecho en ella. Extraña comba la que hizo la de gajos que terminó por acariciar las redes de Buffon, una vez más el toque de un jugador Juventino al momento del disparo provocaba el gol. Khedira dejaba sin posibilidad a su portero para una reacción, 60´y ya íbamos 2-1.

De ahí en adelante no hubo otro equipo en la cancha que los merengues. Ahora, la gesta se realizó por la parte izquierda de la Juventus, Carvajal filtró para Luka, quien al desbordar dio un pase letal para Cristiano que, una vez más, vencía a Gianluigi. Tan sólo habían pasado tres minutos desde el último gol y el marcador de nueva cuenta se movía, 3-1.

Llegó un balón perdido que pudo haber sido córner en favor del Madrid, pero Marcelo decidió ir por más y no conformarse, así que fue por él y con los dribles que sólo los brasileños pueden hacer es que dejó tendido contra la línea a Mario Lemina, aún pegado a la raya es que llega hasta el área chica y su pase encontró destino en Asensio y de zurda fue que marcó un gol más. Minuto 89 y 4-1 mostraba el marcador, pero hacía ya minutos antes que el partido había terminado.

Puntos clave

Juventus:

Resultado de imagen para gianluigi buffon carddiff 2017

FOTO: Juventus Vía: Sportskeeda.com

. En el primer tiempo, más allá del gol que Cristiano les anotó, fue superior al parado de Zidane. No reventaban el balón en defensa, salían jugando y jugadas máximo de dos toques. Además de movimientos sin balón que Servín de atracción para que los jugadores del Madrid abrieran espacios.

. Durante la primera etapa, la defensiva estaba compuesta por una línea de tres: Bonucci, Barzagli y Chiellini; que a su vez tenía por delante a dos laterales: Alves y Alex Sandro, cuestión que les permitía no estar tan atrasados y salir a presionar cuando era necesario, por lo que los delanteros y mediocampistas del Madrid no encontraban por dónde circular el balón.

. La falta de incongruencia entre el futbol desplegado en la primera parte y la segunda mitad. La actitud que mostraron en la parte suplementaria fue poco y nada, como si no estuviesen jugando una final.

. El poco peso específico de cada uno de los jugadores. Estaban en el campo, pero sólo eso.

. Los jugadores que entraron de recambio no tuvieron

 Mejor jugador de la Juventus:

Mandžukić: El delantero croata que ha encontrado cabida no sólo como atacante puro, sino también como mediocampista por la izquierda, haciendo movimientos hacía el centro. Sin duda su gol es uno de low más hermosos que de la historia en final de la Champions, lástima que no haya sido el revulsivo para que todo el equipo quisiera más.

Puntos clave

Real Madrid:

Resultado de imagen para juventus pierde contra el real madrid

FOTO: Real Madrid Vía: Deportes – INFOnews

. El que Zidane se diera cuenta de que Isco se encuentra en mejor momento –tanto física como mentalmente—que Gareth Bale. El incluir al magaleño en el cuadro titular permitió mayor movilidad y distribución del balón.

. Lo mejor que le pudo pasar al real Madrid fue el entretiempo. El tomar un poco de aire y replantear el partido que hasta ese momento estaban haciendo. Cuando retornaron al campo para la segunda parte realmente dieron muestras de lo que son capaces.

. El que Luka Modrić tomara los controles e hilos del medio campo de su equipo fueron el punto medular para la circulación del futbol. La recuperación y distribución que dio, permitió un mejor control sobre su oponente.

. El hambre por el triunfo y por seguir ganando. El cuadro madrileño fue por más, tal y como su historia se los exige.

Mejore jugador del Real Madrid:

Keylor Navas: Sus atajadas permitieron que la Juventus no se descolgara en el marcador. No es el jugador con más reflectores tras de sí, pero sin lugar a dudas sus atajadas permitieron a su equipo llegar intactos a la segunda mitad.

Luka Modrić: Un primer tiempo para el olvido por parte del croata, sin embargo, la parte suplementaria fue otra. No dejo de correr y defender, no dejo de conducir el balón y tener claridad al momento de dar pases.

Pues bien, la final de la UEFA Champions League dejó un encuentro de emociones. Por un lado, el partido que pintaba para ser una de esas finales recordadas por el futbol que se pudo haber desplegado, terminó por ser de un solo equipo. La Juventus demostró de nueva cuenta que Europa le queda grande y, el Real Madrid, ha dejado claro que es el Rey de Copas y que aún quedan muchos capítulos por escribir en su inagotable historia; apenas llevan 12.

Comentarios