La antesala

Por: / junio 12, 2019

Señor Martino: qué bien ha hecho las cosas en apenas cuatro partidos. Llegó de ser campeón con el Atlanta de la MLS y sin temor enfrentó un par de compromisos para dejar claro que venía con todo para el reto. Después, otro dos encuentros -con rivales más o menos parecidos- para hacernos dudar si realmente se puede competir con una base aún no definida.

Critico mucho el rendimiento de los muchachos, pero estas veces solo fui espectador de los duelos. Me parece que usted no podrá ser juzgado firmemente hasta que encare la odisea llamada Copa Oro. Ahí, y solamente ahí, podremos decir que tan efectivo puede llegar a ser. Porque para vendernos pinturas está cualquier tipo en una lista muy amplia, eh.

Es por eso que mi designación ha sido una antesala. Estamos a escasos días del partido contra Cuba y sinceramente espero un marcador parecido (o más amplio) que lo mostrado en estos partidos ya jugados. Es, también, requerimiento natural para usted; ganar fácilmente el trofeo.

Nos gustó complicarnos como de costumbre y para probar tierras mundialistas tenemos que ganar ésta edición y pelear contra el acérrimo rival en un partido decisivo. Por el honor y la gloria -una maldita vez más- de toda la zona que representamos. Quisiera  señalar o admitir lo poderosa que se ha vuelto la Selección Norteamericana, pero eso sería mentirle a todos.

En cuanto a los demás competidores, sé bien que Costa Rica se ha defendido últimamente, pero dudo que le alcance para alzar una copa. Jamaica jugó las últimas dos finales y se quedó a pocos minutos de los tiempos extra para seguir soñando. Panamá y Canadá siempre tenues y distantes. Los países que me restan: son mero trámite. Aunque suene feo decirlo de esa forma.

Tata: he venido escribiendo que necesitamos hechos y no palabras. Hasta hoy, demostraste que sí quieres dar el salto que otros no pudieron. Pero solamente hasta que ruede la pelota el sábado, podré comenzar a alabarte o destrozarte. Espero sea lo primero, de verdad. Como te dije antes: ilusionarme es a diario. Yo -y todos los verdaderos aficionados- necesitamos rectificar nuestra esperanza. Vamos por esa Copa porque no te olvides; que México, es el máximo ganador de la misma. Éxito.

Comentarios