Hola, 2018

Por: / enero 2, 2018

Te esperé con ansias. Quizá no lo sabes; pero estuve en cada celebración de año nuevo restando uno menos para tu llegada. Cada vez que veía las portadas, en ese puesto en el transbordo del metro, pensaba: “Falta poco, falta poco”. Bueno, hoy estás aquí.

Realmente no sé que sorpresas nos tengas preparadas. Cada ciclo tiene sus tintes románticos, tenemos 365 días para descubrir los tuyos y disfrutarlos.

Lo de Kiev me parece estupendo. Después de que se jugara la final de la EURO2012 allí, no volvimos a voltear a Ucrania para ámbitos futbolísticos. De verdad me parece acertado albergar una final de UEFA Champions Legue en esa sede; estoy seguro que los equipos que lleguen darán un espectáculo rotundo (deseo con todas mis fuerzas ver a uno de los ingleses jugando en ese césped).

No le daré tantas vueltas: ya quiero que sea Junio. Sí, el mundo entero se va a detener por un mes completo; para rendirse ante la Copa del Mundo. Rusia, madre mía. Los estadios están brutales, la UEFA ha cooperado para que esto sea algo único. La cultura, las tradiciones, la gastronomía, la arquitectura, el idioma, los mitos y las leyendas; será magnífico empaparnos de Rusia 2018. No me voy a adelantar; tengo muchísimas sorpresas para cuando llegue el día. Mientras tanto: disfrutemos de cada maldito partido.

Me hice más fuerte después de Brasil 2014, ¿sabes? Entendí que debo estar pese a todo, y nunca dejar de apoyar. El camino no ha sido nada fácil para mí, pero aquí estoy: tan emocionado como cada cuatro años. Grité, lloré, rezé, me enojé, sonreí, levanté los brazos, bajé la mirada, besé más de una vez el escudo de mis jerseys. ¡Ah, es hermosa la vida pibe! Pero no lo comprendes hasta que creces. Te juro que será algo inolvidable, neta ya quiero que empiece. Le agradezco a la vida por dejarme contemplar esto y ser parte de la historia.

Goles, remontadas, derrotas, hechos históricos: será un grandísimo año. La cuenta regresiva ya comenzó, y te prometo que tacharé los días hasta que el calendario marque el 14 de Junio. La espera, está por terminar. Sin más por el momento:

Bienvenido seas, querido año mundialista.

Comentarios