El gigante de la zona

Por: / julio 10, 2019

Misión cumplida, nenes. Les aplaudo más que nunca en este año, porque lo hicieron. Todos los involucrados en esto, empezando por usted señor Gerardo Martino. Prócer imbatible que nos ilusionó desde el primer partido y que nos dió otra Copa Oro más para presumir. El camino que hizo el tricolor hasta salir campeón, fue voluble, pero a final de cuentas resultó.

El juego contra Estados Unidos, más allá de ser un clásico: es un duelo a muerte por el orgullo. Sí, quizá ellos son potencia económica mundial. Sí, tal vez jamás llegaremos a tener un país con ese desarrollo como el gringo. Y sí, ellos podrán dominar en el americano, en el básquet, en el béisbol, en atletismo; pero en el fútbol: siempre van a ser nuestros hijos. Le pese a quien le pese.

Raúl Alonso Jiménez, creo que nadie -más que yo, obviamente- resaltó en tiempo y forma tu fantástica genialidad para dejarle inteligentemente esa pelota, de taquito, a Jona, para que después él definiera de campana. Fue un golazo colectivo que terminó en un festejo rotundo por parte de todos los que estaban al ras del césped. Fue hermoso, ya quedó para la posteridad.

Me tardaría mucho para alabar a cada elemento mexicano, neta ellos dieron todo en los momentos importantes. Jesus Gallardo siempre será mi favorito cuando se hable de constancia y revelación, por el simple hecho de verlo crecer desde abajo. Héctor Moreno se robó mi corazón desde que lo vi jugar por primera vez. Andrés Guardado ya es nuestro referente y líder, eso me da bastante tranquilidad para lo que venga. Y así, cada pieza de este ajedrez, fue partícipe para hacerle un jaque mate a nuestro vecino del norte.

La goleada a Cuba, el partido fantástico a Canadá, el susto contra Martinica, la brillante presentación contra Costa Rica, el sufrimiento contra Haití y el título, en su casa y con su gente, a los Estados Unidos. Fue una gran copa, hermanos. Estoy orgulloso. El proceso debe seguir creciendo porque aún falta un mar para Qatar 2022.

Mientras eso llega: felicitaciones. Lograron lo que prometieron y eso es lo único que un tipo como yo, les pide torneo tras torneo. Nunca dejaré de soñar, con que un día podamos levantar; una Copa del Mundo…

Comentarios