Decio de María y Juan Carlos Osorio, farsantes

Por: / marzo 6, 2018

En ocasiones no entiendo la necedad de algunas personas que mueven este deporte tan perfecto. La FMF se fatiga por buscar a los mejores candidatos para sus puestos como lo son: el director de la misma federación y el director técnico del combinado nacional. Es igual que un tablero de ajedrez, en donde todas las piezas cubren al rey y a la reina para no perder la partida. Decio de María fue el rey y Juan Carlos Osorio fue otra reina más para nuestro tablero.

Voy con Decio, para no cortar la secuencia. El pasado viernes, de María, renunció a la presidencia de la federación; se irá después de que acabe la Copa del Mundo de Rusia. Para sustituirlo, estará el candidato: Yon de Luisa Plazas. Él, ejercerá el cargo hasta el 2026, donde seguirá como Co-Director de la Candidatura Conjunta en México. La asamblea, a manera de agradecimiento dijo a través de un comunicado: “por su excelente trabajo y logros alcanzados durante su gestión, así como su contribución al desarrollo y crecimiento del fútbol mexicano”. ¿Contribución? Quizá destellos, pero yo no vi algo relevante en el tiempo de su gestión.

Muchos lo defendieron, pero neta al profe Osorio ya no sé ni que argumentarle a su favor. Desde su llegada en el 2015 fue puro humo. Sí, lo acepto: con él se ganó en Columbus y se clasificó muchísimo antes de lo esperado a Rusia, pero eso no quita del historial, su pésima actuación en la Confederaciones del año pasado y mucho menos, la dolorosa goleada histórica en Santa Clara (Chile 7-0 México) en la Copa América del Centenario. Nunca me retracté de mi comentario más repetitivo en este ciclo: ¿por qué dejas que un extranjero dirija selección de tu país? Por dios, nadie mejor para conocer nuestro fútbol que los mexicanos. Obvio.

Pero la culpa es de un sólo hombre: Miguel Herrera. ¿Debo mencionarlo? El único error y por ende, el más caro, de Herrera fue no poder soportar los comentarios negativos de Christian Martinoli. Con el piojo se jugaba buen fútbol, él levantó a los muertos y los catapultó a las ligas europeas. No supo mover los cambios y nos ahorcó a todos en Fortaleza, pero sabía cómo competir. Lamentablemente, llegó su remplazo y ahora; sabemos que quiere hacer el colombiano.

Decio dejó de ser quién era y Juan Carlos ya dijo que pretende irse a la Premier League. Ambos nos mintieron, ambos ya no van a estar. Cerrarán su gestión, en cuanto México termine su participación en Rusia 2018. Hasta donde llegue, el tricolor; allí, habrán llegado ellos dos. Quiero pensar que confiaran de nuevo en un DT nacional para la siguiente meta trazada al 2022 y que el cargo de la Federación Mexicana de Fútbol lo ocupe un tipo con buenas decisiones. ¿Yon es buena opción? Peores han pasado por el cargo. La inclusión del VAR, querer desaparecer el ascenso, restaurar los estadios: eso, debería de preocuparle más a la Federación.

Comentarios